Secretos del Oro

Los secretos que esconde nuestro Oro.

El monarca español Felipe II elaboró un “elixir” con su propia sangre y partículas de oro en la búsqueda de la eterna juventud.

El oro es el elemento químico conocido como Au, utilizado mayoritariamente en joyas, moneda y lingotes. Además en 24K Gold se encuentra en su forma más pura (máximos quilates o % de pureza).

A nivel alimentario esta tipificado por sanidad como “colorante alimentario E-175” y es tratado y analizado por laboratorios homologados para garantizar su uso en la alimentación tanto en comidas como bebidas.

FAQ

Certificados

Descubre los secretos del Oro

Los chinos, al igual que los egipcios, han empleado el oro desde la antigüedad como ingrediente de preparaciones medicinales, al considerarlo beneficioso para la salud. También como ingrediente para bebidas y comidas en celebraciones de victorias bélicas. Igualmente han pasado muchos años desde la primera vez que se comenzó a emplear oro como elemento decorativo en las escuelas de pastelería francesa. Los romanos ya los usaban en sus preparaciones culinarias. Son varias las referencias bibliográficas a las “grandes tartas recubiertas de pan de oro” de la época de los patricios romanos, o a los “mignardises” cubiertos de oro, unos pequeños dulces servidos con el café en Venecia en el siglo XVI, según la teoría de la época “con el fin de aliviar el reuma y reforzar el corazón”. Felipe II, convaleciente en el monasterio de El Escorial, mandó elaborar un elixir con su propia sangre y polvo de oro. El oro siempre ha estado relacionado con el elixir de la eterna juventud.

La vista es el primer sentido que entra en contacto con la comida y la bebida: se come y bebe por los ojos. El oro confiere a 24K Gold cierto tono metálico y una mayor densidad en boca al deshacerse los copos de oro sobre las papilas gustativas.

La Medicina Ayurvédica, dice que el oro ayuda a la longevidad, a mantenerse joven y a la memoria. Es un afrodisíaco, un tónico cardíaco, promueve una mejor visión y el intelecto, y es rejuvenecedor. Es un desintoxicante. A finales del siglo XIX, el oro se hizo famoso en EEUU por su actividad curativa en problemas del corazón y en problemas de circulación, sin dejar de mencionar sus propiedades anti-artríticas. Algunos especialistas coinciden en señalar que la ingesta de oro aporta varios beneficios al organismo, eliminando toxinas y retardando el envejecimiento de la piel. Según la Universidad de McMaster en el Estado de Ontario (Canadá) el oro podría ser realmente eficaz para tratar la artritis reumatoide. Según el químico John Facker, el oro previene la formación de peroxinitrato, que “podría ser el mayor villano en el deterioro de células y hueso que sufren los enfermos de artritis reumatoide”, y al bloquear la formación de dicho compuesto, actuaría como antioxidante impidiendo la acumulación de radicales libres.